Información corporativa

Historia de ”la Caixa”

 

 

Francesc Moragas (1868-1935), founder and first managing director of ”la Caixa”

Francesc Moragas (1868-1935), fundador y primer Director General de ”la Caixa”

 

La Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, ”la Caixa”, fue fundada el 5 de abril de 1904 por el abogado catalán Francesc Moragas Barret, con el apoyo de diversas entidades de la sociedad civil catalana. Fue creada con la finalidad de estimular el ahorro y la previsión, unos objetivos que hoy en día podrían parecer meramente financieros pero que, en aquel contexto histórico, constituían un claro instrumento para ayudar a que las clases más desfavorecidas dispusiesen de cierta autonomía y seguridad en su vida familiar.

El 16 de abril de 1904, en uno de los salones del Palacio de Bellas Artes de Barcelona, donde solían celebrarse los actos más solemnes de la ciudad, el rey Alfonso XIII inauguró oficialmente la Caja de Pensiones para la Vejez. En el mismo acto, el monarca fue nombrado presidente honorario y protector de la nueva entidad.

 

La propuesta de Moragas, primer Director General de ”la Caixa”, consistió en crear una institución privada que, en aquellos tiempos de tanta inestabilidad social, ofreciese, a trabajadores y empresarios, un mecanismo que les asegurase ante la vejez o la invalidez. De esta iniciativa surgió la Caja de Pensiones, aunque casi simultáneamente a su apertura, Moragas y sus colaboradores incorporaron a su actividad de previsión las operaciones de ahorro. Así, ”la Caixa” se convertía en una entidad con un nuevo concepto económico y social del ahorro, además de ser la primera en ofrecer seguros sociales.

Headquarters of ”la Caixa” in Via Laietana of Barcelona in the 30s

La sede central de ”la Caixa”, en la Via Laietana de Barcelona, en los años 30

Francesc Moragas impulsó una gestión profesional y ambiciosa, muy diferente a la que predominaba hasta aquel momento en otras cajas. Ofreció modalidades de ahorro diversificadas y creó sucursales en los principales pueblos y ciudades de Cataluña, introduciendo una gestión financiera moderna. La expansión territorial de ”la Caixa” continuó por Cataluña y Baleares con la finalidad de hacer llegar a todas partes las ventajas de las finanzas modernas. En este sentido, cabe destacar que ”la Caixa” ha sido precursora y promotora en España de la previsión social, uno de los pilares básicos de la sociedad del bienestar actual.

Obra Social ”la Caixa”

”la Caixa”, que nació con una finalidad social vinculada a evitar la exclusión financiera y con una voluntad de compromiso con el desarrollo socioeconómico de su territorio, pronto exploró nuevas vías de acción social. Así, demostraría de nuevo su carácter innovador cambiando el concepto de la obra social de las cajas de ahorro. Hasta entonces, ”la Caixa” –y todas las cajas– destinaba la totalidad de sus excedentes económicos a la formación de reservas, y su obra social se limitaba a la concesión de premios a impositores y pequeños donativos a instituciones benéficas y culturales, pero a partir de 1917, ”la Caixa” empezó a dedicar parte de su excedente de forma específica a la realización de obras sociales y, en 1918, decidió integrar la Obra Social en su organización para asegurar una gestión profesional y eficaz de la misma. No se trataba de hacer caridad, sino de proporcionar servicios de asistencia social, cultural y cívica que mejorasen la calidad de vida de la gente. Con los años, estas innovaciones serían recogidas por las disposiciones legales.

Esta preocupación social se ha mantenido a lo largo de los años y, hoy más que nunca, ”la Caixa” actual, resultado de la fusión, en el año 1990, con la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, fundada en 1844, puede acreditar su lealtad a los principios de compromiso social y económico con el territorio que inspiraron a los fundadores de la Caja de Pensiones.

”la Caixa” se ha convertido en un grupo financiero líder del sistema financiero español y líder entre las cajas españolas y europeas. Producto de un plan de expansión fuera de Cataluña y las Baleares, ha constituido la red de oficinas más extensa del sistema financiero español, y financia y mantiene actividades de carácter social, cultural, educativo y científico a través de su Obra Social.

Historia del símbolo

A finales de los años setenta, ”la Caixa” se decidió a crear una identidad corporativa propia, muy diferenciada del resto de entidades financieras españolas. Se pretendía dotar a ”la Caixa” de una personalidad única, fácilmente identificable y que además, sus clientes pudieran considerar como propia. Se encargó a la empresa Landor Associates la realización de este trabajo. De entre las diferentes propuestas presentadas, se seleccionó la que parecía más apropiada e innovadora: solicitar a Joan Miró, el artista más significativo de Cataluña y las Baleares, y universalmente reconocido, la realización de un tapiz del cual pudiera aislarse algún elemento emblemático.

 

Tapiz Miró

 

Así, en el año 1980, la estrella y sus colores –tan mediterráneos y característicos de la obra de Joan Miró– se convirtieron en el símbolo de la entidad. A partir de aquel momento, el símbolo de ”la Caixa” ha sido un elemento innovador que ha creado tendencia en el sector financiero español en el campo de la imagen corporativa. Su extensa presencia en la calle y en los medios de comunicación ha hecho posible que la estrella de ”la Caixa” sea familiar en todo el país.

En el 2011, ”la Caixa” aprobó iniciar un proceso de reorganización que ha culminado con el nacimiento de CaixaBank, entidad bancaria cotizada a través de la cual el Grupo ”la Caixa” sigue desarrollando su actividad financiera de forma indirecta.

Reorganización del Grupo ”la Caixa”

El Consejo de Administración de ”la Caixa” anunció, el 27 de enero de 2011, la reorganización del Grupo, en virtud de la cual ”la Caixa” traspasa su negocio bancario a Criteria CaixaCorp, que pasa a ser un grupo bancario y se denomina CaixaBank, y Criteria CaixaCorp traslada parte de sus participaciones industriales a una nueva entidad que depende de ”la Caixa”.

Así, ”la Caixa” preserva su naturaleza jurídica y los valores de su modelo de caja de ahorros –liderazgo, confianza y compromiso social– y es el accionista mayoritario de CaixaBank, el nuevo banco cotizado a través del cual la entidad ejerce su actividad financiera de manera indirecta.

CaixaBank agrupa todo el negocio bancario de ”la Caixa”, el negocio asegurador y las participaciones en bancos internacionales y en Telefónica y Repsol. El banco nace con un posicionamiento de liderazgo en el sector financiero y asegurador español, y adicionalmente diversificado con otras actividades complementarias. Además, cuenta con unas 5.200 oficinas, la menor ratio de morosidad entre los grandes grupos financieros españoles, la mejor cobertura y la mejor posición de capital.

”la Caixa” también crea una nueva entidad, que agrupa las participaciones industriales de la antigua Criteria CaixaCorp (Abertis, Agbar, Gas Natural Fenosa, PortAventura y Mediterranea), Servihabitat y los negocios inmobiliarios.

La nueva reorganización del Grupo ”la Caixa” preserva la naturaleza jurídica de ”la Caixa”, que continúa siendo una caja de ahorros, sale reforzada, gracias a una estructura financiera más sólida que garantiza su crecimiento futuro, y fortalece la Obra Social.